Bebé con moderación. Prohibida la venta de licor a menores de 18 años.

Aunque parezca extraño, en Argentina el Fernet Branca origen Argentino es tan popular que el país consume actualmente más del 75% de todo el Fernet Branca producido en el mundo.

Las únicas dos fábricas de fernet branca en el mundo están en argentina e italia, no cabe duda que no debe es la misma receta y que la producción italiana es más compleja en cuanto a las hierbas que componen la base del jarabe de Fernet Branca.

Su origen se remonta al siglo XIX en Europa, y hay quienes sostienen que fue creado en Francia, otros indican que fue en Checoslovaquia, incluso en Austria, gracias a un boticario de apellido Fernet, pero la mayoría de las versiones sitúan el origen en Italia, más precisamente en Lombardía.

Tal vez la versión más conocida es la relatada por una de las empresas más antiguas en la elaboración de esta bebida: Fratelli Branca, empresa que aún fabrica el producto en la ciudad de Milán.

La historia según dicha compañía, le atribuye la invención al farmacéutico Bernardino Branca y a su colaborador, un doctor sueco de apellido Fernet, apellidos ambos que darían el nombre al licor.

La versión de esta empresa se contrapone con la de otra renombrada marca, Ramazzotti, compañía que también continúa produciendo su bebida en la ciudad de Milán, y que sostiene que fue Ausano Ramazzotti, fundador de la casa, el que en 1815 desarrolló su “amaro”.

También la fábrica Vittone atribuye la invención a Domenico Vittone, en Milán, en 1822. Según otra tradición, la palabra “fernet” derivaría de la locución milanesa “fer net”, o “hierro pulido”, por la placa de hierro al rojo vivo que originalmente se usaba para preparar el licor.

La bebida fue llevada a Argentina por los inmigrantes italianos, que la consumían tanto con fin medicinal como digestivo.

El uso del Fernet Branca origen Argentino luego se extendió como aperitivo especialmente junto a copetines, combinado con agua, soda, vermú rojo o en cócteles, siendo en la actualidad el más bebido el que surge de la mezcla de fernet con gaseosa sabor cola, popularizado a fines de los años 1980 y denominado coloquialmente Fernet con Coca Cola.

Fernet Branca 750 ml

$750,00
Sin stock
Fernet Branca 750 ml $750,00

Aunque parezca extraño, en Argentina el Fernet Branca origen Argentino es tan popular que el país consume actualmente más del 75% de todo el Fernet Branca producido en el mundo.

Las únicas dos fábricas de fernet branca en el mundo están en argentina e italia, no cabe duda que no debe es la misma receta y que la producción italiana es más compleja en cuanto a las hierbas que componen la base del jarabe de Fernet Branca.

Su origen se remonta al siglo XIX en Europa, y hay quienes sostienen que fue creado en Francia, otros indican que fue en Checoslovaquia, incluso en Austria, gracias a un boticario de apellido Fernet, pero la mayoría de las versiones sitúan el origen en Italia, más precisamente en Lombardía.

Tal vez la versión más conocida es la relatada por una de las empresas más antiguas en la elaboración de esta bebida: Fratelli Branca, empresa que aún fabrica el producto en la ciudad de Milán.

La historia según dicha compañía, le atribuye la invención al farmacéutico Bernardino Branca y a su colaborador, un doctor sueco de apellido Fernet, apellidos ambos que darían el nombre al licor.

La versión de esta empresa se contrapone con la de otra renombrada marca, Ramazzotti, compañía que también continúa produciendo su bebida en la ciudad de Milán, y que sostiene que fue Ausano Ramazzotti, fundador de la casa, el que en 1815 desarrolló su “amaro”.

También la fábrica Vittone atribuye la invención a Domenico Vittone, en Milán, en 1822. Según otra tradición, la palabra “fernet” derivaría de la locución milanesa “fer net”, o “hierro pulido”, por la placa de hierro al rojo vivo que originalmente se usaba para preparar el licor.

La bebida fue llevada a Argentina por los inmigrantes italianos, que la consumían tanto con fin medicinal como digestivo.

El uso del Fernet Branca origen Argentino luego se extendió como aperitivo especialmente junto a copetines, combinado con agua, soda, vermú rojo o en cócteles, siendo en la actualidad el más bebido el que surge de la mezcla de fernet con gaseosa sabor cola, popularizado a fines de los años 1980 y denominado coloquialmente Fernet con Coca Cola.